lunes, 4 de agosto de 2008

Sexo en Nueva York

Nunca he sido muy aficionado a esta serie, la verdad. Lo suficiente para conocer algo a los personajes principales, saber por donde tiraban cada una y un poquillo de como iba la trama general. En realidad creo que nunca he visto un capítulo entero, y más que nada lo sé de pillar trozos mientras la veía mi madre. Pero el otro día, sin tener muy claro que película escoger, acabé en el cine viendo su versión cinematográfica.

Bueno, simpática más que nada, un pelín larga quizás. Como si hubiesen ligado tres capítulos de la serie con un trasfondo común y hubiesen hecho una película de ello. Eso y, para darle más gracia y un poco más de chicha, como si los cuatro años que se supone que han pasado desde el final de la serie hasta el comienzo de la película hubiesen servido para sosegar emocionalmente a las cuatro mujeres, estabilizándolas con sus respectivas parejas.

La verdad es que siempre me dieron bastante grima las cuatro mujeres. Esa vida tan fashion, con esos modelitos, y sus súperzapatos, tanto lujo en una ciudad tan cara como Nueva York... Me jodía bastante ese aire de vida súper que llevaban, tan fácil, de tanto dinero. Y me asqueaba el doble juego que se traían, extremadamente superficial por un lado, aparentemente profundo en muchas ocasiones. Pero bueno, aceptaba que era una mentira destinada a su público, y me lo tomaba con calma, como si no fuese conmigo (no tengo pechos, ni forma de pera, ni soy una mujer moderna... no iba conmigo), disfrutando de algunas de sus conversaciones más inteligentes y de sus momentos más graciosos, lo dejaba pasar...

Pero dos horas y cuarto de película, meándome buena parte de la misma (¿a quién se le ocurrió que una bebida mediana contiene un litro de líquido?), y sin suceder gran cosa (nada muy diferente de lo visto en la serie durante tantos años) son demasiadas, la verdad. Y ni Carrie ni Samantha, ni Miranda ni Charlotte merecen tanto interés por mi parte...

Así que es una película destinada más a fans que otra cosa (como las cinco "jennies", o "juanis", no lo tengo claro, que aplaudieron al terminar la película como si se hubiesen visto a ellas mismas, las ilusas), que te hará gracia unos ratos y también te aburrirá otros, y que no está mal para dejar pasar el rato si eso es lo que deseas, pero que tampoco llenará ningún vació espiritual.

Otra para el videoclub, vamos, si es que prácticas ese noble arte...

2 comentarios:

Ayshane dijo...

Yo he visto algún capitulo de la serie, no todos, pero si que muchos como para enterarme de la historia y demás...

La peli... pues ya veremos tal vez me la baje de internet pero pagar para verla en el cine ¡NO!

besitos!!!

oligoqueto dijo...

Ya, está claro que no fue mi mejor inversión...