lunes, 11 de agosto de 2008

Mamma Mia

Como amenazaba el otro día al publicar mi post sobre ABBA, ha sido salir la película de Mamma Mia y lanzarme a verla. Y, como esperaba, el resultado fue más que satisfactorio.

En su momento tuve la ocasión de ir a ver el musical, en español, y salí bastante contento de la sala. La historia no estaba mal, la gente cantaba bien, eran canciones de ABBA... La lástima era que se tratara de traducciones de las canciones, que se entiende necesario dado que en los musicales las letras son parte consustancial de la trama, pero que le quitaban gracia al asunto.

Ahora en la película no tuve semejante problema, pues fui a verlo en versión original, y salí más feliz que de la versión teatral.
Está claro que la representación en directo tiene alicientes de los que la película carece, pero también es cierto que las películas ofrecen medios imposibles para los teatros, por lo que, en este caso, me quedaré con la película. Esa localización maravillosa perdida en alguna isla griega (Skopelos o Skiathos. La capilla, la de Agios Ioannis, en Skopelos), a la que algún día tendré que ir, es impagable. Y disponer de Meryl Streep como actriz protagonista, por poco dotada que esté para la canción, también.

La historia que se nos cuenta, con todo lo tonta que resulta para poder enlazar las canciones de ABBA, es muy entretenida, y suficientemente redonda como para que el ritmo sea continuado y no aburra. Además, si rascamos un poco en ella, le podemos encontrar influencias shakespearianas, principalmente en su uso de grupos de personajes y en la forma de enredar y resolver las situaciones. Evidentemente, sin tanta destreza, pero con suficiente encanto para hacerla divertida.
Para los que la vieron en el teatro, la película no se diferencia prácticamente en nada a la obra, aunque quizás perfila un poco menos los personajes accesorios de los diferentes grupos de amigos. Aporta, eso sí, algo que le hace mucho más cómico y que, dada la ambientación, es muy apropiado: el coro, griego por sus componentes y por su procedencia lírica. La directora (Phyllida Lloyd) lo emplea para situarnos geográficamente primero y para dar sostén a las canciones después, y es todo un acierto.

En cuanto a las interpretaciones, priman las actuaciones sobre las capacidades vocales. Excepto en el caso de Amanda Seyfried, que interpreta a Sophie, ninguno de los actores principales destaca por tener una voz especialmente buena.
Pero lo cierto es que da igual. La calidad de las canciones quedan siempre por encima de cualquier otra cosa, y las infinitas tomas que permiten los estudios de grabación hacen que las voces de los demás actores no desentonen.
Ahora, eso sí, por encima de cualquier otra actuación queda la de la portentosa Meryl Streep, que da una lección de capacidad interpretativa al resto del reparto, pese a tener compañeros más que aceptables como Julie Walters o Stellan Skarsgård.

En definitiva, una película musical más que aceptable que asegura grandes dosis de entretenimiento y que no defraudará en absoluto a los forofos de ABBA que estén deseando verla (los cuales sabrán reconocer sin problemas las apariciones de Benny y Bjorn a lo largo de la película).
Por su formato y por lo que ofrece, una obra para ver en el cine.

4 comentarios:

Jovekovic dijo...

Para gustos hay colores, por lo tanto celebro de corazón que hayas podido disfrutarlo.
Por cierto, estás hiperproductivo.
Saludos desde BCN.

oligoqueto dijo...

Es curioso que digas lo de la hiperproductividad. Sigo mi ritmo de publicar un post diario excepto fines de semana, y así continuaré al menos hasta mis vacaciones.

Pero este fin de semana he pasado buena parte escribiendo posts futuros, y me han salido algo así como 8 nuevos. Por lo que has dado en el clavo, de lleno.

En cambio no me he atrevido a comentar en tu blog. Casi nunca lo hago en poesías, no suelo encontrar palabras...

Saludos.

Jovekovic dijo...

Escribir ocho post en un fin de semana, dice mucho de tu capacidad de trabajo. Sobre lo de comentar o no poesía, puedes comentar lo que te parezca, incluso que te parece una mierda, lo único que no llevo es eso tan bonito de "me gusta, pero yo esto lo hubiera escrito...".
De nuevo saludos desde el aire acondicionado de BCN, después de un fin de semana abrasador en Lérida.

Ayshane dijo...

pues entonces tendrémos que verla!!!!

Besitos guapo!!!