martes, 4 de marzo de 2008

Frio y calor

Hace unos días encontré en la FNAC una película de animación que llevaba un tiempo buscando:
"Tygra: Hielo y Fuego".

Se trata de un clásico de la animación, dirigido por Ralph Bakshi ("Fritz the cat", "Wizards" o la versión animada de "El señor de los anillos") y Frank Frazetta ("Conan el Bárbaro" o "Vampirella"), escrita por Roy Thomas y Gerry Conway ("Conan el Bárbaro"), y realizada con la técnica de la rotoscopia, mediante la cual se filma la imagen real y luego es llevada a dibujo.

En su versión original el título obvia el nombre de la protagonista femenina, Tygra, y se queda en un mucho más claro "Fire and Ice", que representa la típica lucha entre el bien y el mal. Esa lucha viene interpretada, en este caso, por un pueblo que domina el fuego y otro que domina el hielo, respectivamente, y, más personalmente, por el mago Nekron dominador del hielo y el guerrero Darkwolf, del pueblo del fuego.
Por otro lado, en ese mundo hostil, también hay sitio para que unos subhéroes, personificados en los cuerpos de Tygra y Larn, se enamoren y la lucha contra el mal se convierta también en la lucha por la victoria del amor, ante la violencia y el odio de Nekron.

Como no podía ser de otro modo dados sus creadores, la obra esta ambientada en un mundo mágico muy del tipo de "Conan el Bárbaro", lleno de criaturas imposibles y de situaciones donde la magia domina a la física. Buena parte de la película transcurre así entre persecuciones y luchas, con Larn y Darkwolf como protagonistas y múltiples rivales. Y hay, además, un espacio reservado a la relación entre Larn y Tygra. Pero la mayor parte del filme se centra en la lucha entre el bien y el mal, el fuego y el hielo, y la postrera victoria de este.

Si algo se le puede reprochar a la película es que no ahonda en la historia, que resuelve rápidamente, sin ningún giro dramático reseñable, y que la linealidad de la misma hace que no quede lugar para los grises, dominando el maniqueísmo de la dualidad de poderes. Pero es algo que uno asume en una obra de animación tan básica y, sobre todo, después de haber conocido las obras de "Conan" y otros héroes del estilo.
Pero la fuerza de la rotoscopia, sobre todo a la hora de definir los movimientos de los personajes, consigue que el resultado de la película sea de un dinamismo salvaje. Y toda la acción se asume sin pensar en ningún momento en su simplicidad, porque, sencillamente, todo cuadra y queda en el sitio en el que la historia dicta.


Muy recomendable para forofos del cómic, sobre todo los que gusten de "Conan". Pero quizás muy simple para personas de gustos muy refinados. Yo, que no soy ni lo primero ni lo segundo, solo puedo decir que me gustó, y que intentaré que mis amigos la vean.

3 comentarios:

roberto dijo...

"Muy recomendable para forofos del cómic, sobre todo los que gusten de "Conan". Pero quizás muy simple para personas de gustos muy refinados."

Debéría retirarte para siempre la palabra sólo por esta frase,... Los forofos del cómic a los que además nos gusta considerarnos medianamente refinados solemos tener una especial susceptibilidad, cosas de un cierto complejo de género artístico menor y despreciado. Por comentarios parecidos se ha despellejado públicamente en la blogosfera comiquera a más de un supuesto intelectual, alguno muy recientemente,...

Ahí queda eso!

oligoqueto dijo...

Vaya, como te pones muchacho...

No creo que los gustos refinados se peguen con el ser forofo del cómic, ni eso es lo que digo en mi comentario.
Lo que digo es que es una pelicula muy recomendable para forofos del cómic, por el tipo de historia y la realización. Creo que tendrá a sus más incondicionales en tal grupo.
Pero también creo que puede resultar muy simple para quién tenga gustos refinados, sea forofo del cómic o no. Y no porque sea un cómic, sino porque la historia, y especialmente su resolución, puede resultar algo simplona.

He releído la crítica, y creo que queda claro porqué digo lo que digo. Pero vamos, romátelo como prefieras...

Un abrazo.

roberto dijo...

Perdón pero insisto, ¿es que a los aficionados al cómic NECESARIAMENTE nos deben gustar las historias de "espada y brujería"? Me hace mucha gracia, porque cuando estrenaron el tostón de "El Señor de los Anillos" un familiar me dijo algo así como "no te la perderás, como te gustan los cómics,...". Me gustan los comics pero soporto regular estos rollos de elfos y demás, y si me pongo así no es por tí, oligoqueto, sino porque inconscientemente la gran mayoría de las personas (y no estoy diciendo que sea tu caso) asocia el tebeo a historias, como tú bien dices, "simplonas". Es como pensar que por ser aficionado al cine obligatoriamente deben gustarte las novelas de serie negra, o viceversa, que por ser aficionado a leer novelas obligatoriamente deben entusiasmarte las películas de trama histórico-esotérica, como hay tantas novelas ahora con tramas de ese tipo,...

En fin, que ya digo que no es cosa tuya ni de tu crítica, es pataleta de aficionado al tebeo, que por lo general salimos de casa ya "con el callo pisado" y saltamos a las primeras de cambio.

Por cierto y a quien le interese el cómic (lo siento por la publicidad), recomiendo visitar el blog www.lacarceldepapel.com, de Álvaro Pons, que también escribe ocasionalemente sobre tebeos en "El Pais".

Lo dicho, perdón por la charla y un abrazo!