viernes, 12 de diciembre de 2008

Alaska es más que un estado...

Como bloguero vuestro que soy, os debo un post. Y ese post que os debo, os lo voy a dar...

El otro día comentaba que tenía por ahí algunos músicos que se merecían estar en mi blog y de los que aun no había dicho nada. Y que una de esas primeras menciones tenía que ser para Alaska, la gran Olvido Gara, que se lo merece por su excepcional tamaño como artista. Así que aquí estamos...

Olvido Gara era una niña de 13 años cuando empezó su carrera musical en el Madrid post-franquista que comenzaba a poner los cimientos de la Movida Madrileña. Por aquel entonces ya llamaba la atención por su estética de inspiración glam, y muy pronto se convirtió en una de las caras más reconocibles de todo el movimiento cultural en que se transformó aquel conjunto de fiesteros con ganas de romper cosas.

Con un gran carisma personal y mucho espíritu rebelde, Alaska formó inicialmente "Kaka de Luxe", de clara inspiración punk, y del que se recuerda sobre todo la canción "Pero que público más tonto tengo" (más que nada porque es la que habitualmente se ha escogido de ellos para los recopilatorios). Pero el grupo contenía vocaciones estilísticas muy divergentes, y divergió hasta separarse al poco tiempo.
De sus cenizas surgió la primera banda grande de Alsaka, la primera en la que su papel fue determinante: "Alaska y Los Pegamoides". En ella, tras varios cambios rocambolescos, compartía los escenarios con Nacho Canut y Carlos Berlanga, compañeros suyos en "Kaka de Luxe", pero también con Ana Curra y Eduardo Benavente, de tono más oscuro.
Con "Los Pegamoides" Alaska dio el gran salto, sobre todo gracias a la canción "Bailando", el gran éxito de ventas de su carrera. Y con ellos Carlos Berlanga se demostró como un compositor excepcional, un gran contador de historias.

Pero era una época de cambios en la que las diferencias de opiniones sobre hacia donde dirigir su música estaban a la orden del día. Y "Los Pegamoides" sucumbieron a las rencillas internas dando lugar por un lado a "Parálisis Permanente", con Ana Curra y Eduardo Benavente, y por otro a "Alaska y Dinarama", ya con Carlos Berlanga, Alaska y Nacho Canut como grandes exponentes.

"Alaska y Dinarama" supone mi capítulo favorito dentro del universo Alaska. No fue el más productivo, visto en términos económicos, pues el éxito de "Bailando" fue demasiado grande como para poder igualarlo, pero para mi gusto las mejores canciones cantadas por Alaska son de esta fructífera etapa. Grandes hits como "Como pudiste hacerme esto a mí", cantada a medias con Carlos Berlanga, "El rey del glam", "Ni tu ni nadie" o el himno gay "A quién le importa", se han convertido por derecho propio en algunas de las más conocidas canciones del pop español de todos los tiempos. Y solapadas con ellas están también las composiciones dedicadas al programa "La Bola de Cristal", con "Abracadabra", compuesta por José María Cano, por encima de todas.

Llegando casi a la década de los 90, Alaska y Nacho Canut se separan de Carlos Berlanga, con ciertas diferencias entre ellos, y forman Fangoria. Comienzan muy influenciados por la música acid y disco, y he de confesar que no es mi época favorita de su carrera. De hecho, desde este momento hasta finales de la década, Alaska no volvió a producir ningún producto que me resultara interesante. Pero cambian de rumbo con el disco "Una temporada en el infierno", y enfilan la época de más éxito del grupo, que llega hasta nuestros días.
Destacan de sus últimos discos canciones como "No sé que me das", de bases inspiradas en el drum and bass de tanto éxito aquel momento, "Retorciendo palabras", más dance, o ya más reciente, "Criticar por criticar".

Compaginando su carrera musical, Alaska también ha trabajado de actriz en alguna película o alguna serie de televisión, y no ha dejado de participar en diferentes medios de comunicación como comentarista y emitiendo su opinión.
En todos estos años, no ha dejado de ganarse respetos y enemigos, actuando siempre tal cual le parecía. Y si esta claro que no ha dejado de evolucionar, también lo está que lo ha hecho de una forma honesta, dirigiéndose siempre hacia donde le llevaba su espíritu artístico.
En su arte, no es que sea un referente para mí, y me permito discutirle el gusto en muchas de sus elecciones estilísticas. Pero está claro que es una personalidad que va mucho más allá del personaje que forjó en los años 80. Y que tiene una cabeza de lo más interesante, empezando por el naranja.

Ojalá Fangoria continúe por la senda de estos últimos años, y podamos seguir disfrutando de su música con cierta frecuencia. Y ojalá Alaska siga siendo siempre el tipo de persona que es. Aunque sea participando de comentarista en según que programas de radio (sic), algo que no deja de hablar bien de su personalísima forma de entender el mundo.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Ah, sí?¿Y cuáles son, según tú?

Con todo respeto. El día en que nazca el punk en España, Alaska habrá de ser una artista como la copa de un pino. La Movida madrileña no fue más que una movida de niñatos hijos de papá que se metían, y punto.
Donde no hubo un mayo francés no pudo haber nunca punk, así que Alaska............ más que culo......... de punk, ná de ná, eso sí.............. que como todos ellos, se forró.

Un saludo.

Alice_Gould dijo...

Desde luego que me gusta....

Elogiando tu gusto, elogio el mio y entro en un circulo vicioso de autosatisfaccion.


Este Viernes con el frio llege antes a casa, y resulta que pongo la tele y esta la hermana de Alaska contanto que Olvido es muy mala porque cuando tenia 7 años se chivó de que fumaba XD

oligoqueto dijo...

Anónimo:
¿Podrías especificar la pregunta, por favor? Es que no acabo de entender del todo tu mensaje.

Estoy bastante de acuerdo en lo que dices de la Movida Madrileña, algo de eso hay en mi forma de denominar a sus participantes. Pero no deja de ser un movimiento cultural con unas determinadas tendencias, afinidades y trascendencia.

Ahora bien, no veo que tiene eso que ver con que Kaka de Luxe tuviera influencias punk (que las tenía, más allá de donde acabaran sus integrantes). Ni que te hace decir que no hay 'punk' en España... sino es siendo tan dogmático que uno se saldría de la propia esencia del punk...

Y puede que Alaska no tenga nada de punk, no sé si alguna vez lo tuvo, la verdad. Pero tampoco digo eso en ningún sitio en mi post...

Personalmente no tengo ningún problema con que los músicos que me gustan se forren. Es el beneficio de su trabajo, un trabajo que me parece bueno.
Y eso no quiere decir que no haya cosas que cambiar en como funciona el negocio de la música (tengo mis propias ideas publicadas por ahí en este mismo blog). Pero no supone tampoco motivo de crítica.

Y creo que nada más. Muchas gracias por tu comentario, y espero que mi respuesta no te resulte agresiva, no es mi intención.

-----------------------------

Alice_Gould:
Ya sabía yo...
Alaska, con eso de ser el alter-ego humano de la Bruja Avería siempre fue en cierta forma la encarnación del mal...


Saludos a ambos.

Roberto dijo...

A mi Alaska me parece más que nada una tía muy muy muy lista: su mayor obra es su propio mito y su propio personaje. Siempre ha sabido asociarse a gente más creativa, aunque probablemente menos "avispada"... Es al menos la sensación que a mi me queda, aunque seguro que me equivoco. A mi tampoco me entusiasma especialmente todo lo que ha hecho con Fangoria... de hecho mi canción favorita de Alaska y Dinarama es "Perlas Ensangrentadas", donde ni siquiera canta ella,... En fin, que tampoco me atrevo a ser muy duro con ella, al fin y al cabo nos criamos viéndola en La Bola de Cristal , verdad?

Un abrazo!