jueves, 13 de noviembre de 2008

Family.

Allá por comienzos de los 90', cuando empecé a desarrollar mi propio criterio musical, me dio por decantarme por la música indie, sobre todo la de origen inglés. Y poco a poco, tras escuchar a esos grupos que les imitaban desde España, como "Australian Blonde" o "Dover", me introduje en el mundo indie nacional, que al final acabó convirtiéndose en una de mis tendencias principales.

De mediados de aquella década (exactamente del 95) es un disco que salió acompañando a la revista EGM, "Planeta Indie", en el que se hacía un pequeño repaso de la música indie en España, y que mirado hoy en día tiene más honrosos cadáveres que grupos de éxito. Destacan los ya mencionados "Australian Blonde" y otros como "La Buena Vida", "Sex Museum" y "Los Flechazos", pero hoy quiero centrarme en otro de aquellos grupos: "Family".

"Family" fue una formación muy poco prolífica, creada entre el diseñador Javier Aramburu e Iñaki Gametxogoikoetxea, de tendencias electrónicas y estilo lánguido, como sus compatriotas "La Buena Vida". Pero su influencia sobre los grupos posteriores que aparecieron a finales de los 90 en España fue fundamental, y marcaron un camino que luego continuarían en parte formaciones como "Los Fresones Rebeldes", "La Pequeña Suiza", "Niza", "Me Enveneno de Azules" o "Parade", por poner solo algunos ejemplos.

Además, en el momento álgido de la tendencia, apareció un programa de radio dedicado a promocionarla, llamado "Viaje a los sueños polares", que sobresalía entre la basura habitual de "Los 40 Principales". Se titulaba así en honor a una de las mejores canciones del grupo, y lo conducía, entre otros, una de las cabezas visibles de "Elefant Records", Luis Calvo. Era un homenaje al grupo, y era una declaración de la importancia que había tenido para todo aquel movimiento.

He de confesar que, cuando escuche aquel "Planeta Indie", la canción de "Family" me pasó muy desapercibida. De hecho creo que ni siquiera me gustó.
Pero después, al hacerme con su único LP editado, "Un soplo en el corazón", llamado por el fervor con el que algunos de mis grupos favoritos hablaban de él, descubrí que era lo que tenía aquel dúo para haberse convertido en esa referencia con apenas 14 canciones y menos de 40 minutos de producción: una delicadeza muy especial en sus canciones, una forma muy onírica de narrar sus pequeñas historias, una elegancia rítmica que recordaba a los principios de "Depeche Mode" o "New Order" y un palpable amateurismo musical que, lejos de hacerlo difícil de escuchar lo convertía en algo muy accesible por su magnífica simpleza.

De aquellas 14 canciones, aparte de la ya mencionada "Viaje a los sueños polares" me gustaría destacar además "El Bello Verano", "Carlos Baila" o "Yo te perdí una tarde de Abril". O todas y cada una de ellas, para que engañaros...

Os dejo un vídeo de otra canción, que en realidad no es tal, ni vídeo oficial ni nada, porque no hicieron ninguno, solo una foto fija de ellos con el texto de la canción en plan karaoke: "La Noche Inventada"...



Espero que os gusten.

4 comentarios:

Jovekovic dijo...

De nuevo he de tomar nota de este dúo que desconocía.
Saludos muy cordiales desde BCN.

Ayshane dijo...

Siempre me sorprendes por tu criterio musical... acercas la música a todos...

besitos grandotes...

oligoqueto dijo...

Jove, honestamente, viendo lo que sueles poner tú en tu blog, la mayoría de lo que yo recomiendo no creo que te interese. Pero gracias por las molestias...

Ayshane, la música es una de mis mayores pasiones. Tengo mis carencias, pero mi espectro de gustos es relativamente amplio. Gracias por lo que dices, no sé si os acerco algo que os guste, pero se intenta.

Saludos.

Jovekovic dijo...

De entrada me interesa todo, o casi todo. Nunca es una molestia pasarse por este blog, saludos muy cordiales.