martes, 13 de enero de 2009

¿Cuanto vale el amor?

En estos tiempos que nos ha tocado vivir, se puede afirmar sin temor a equivocarse que determinados valores han tocado fondo. Ocurre con las acciones de muchas empresas, pero ocurre con cosas peores, y la noticia de la que os voy a hablar es una muestra perfecta:

"¡Devuélveme el riñón! (me partiste el corazón)"

Con ese título tan poético se nos comentaba el otro día en elmundo.es la noticia de un hombre (el doctor Richard Batista) que le reclamaba a su ex esposa la devolución del riñón que le había donado, toda vez que entraban en una demanda de divorcio. Eso o bien la módica cifra de 1,5 millones de dolares. Y como excusa para semejante reclamación, el doctor indicaba que lo donó con la manifiesta intención de salvar su matrimonio.

No es mi voluntad poner en entredicho las intenciones del doctor, pero... sí, quiero ponerlas en entredicho... que leches, las intenciones del doctor son manifiestamente crematísticas, y lo único que de verdad quiere es ganar dinero con la historia, bien publicitándola o bien, si el diablo quiere, ganándole el juicio a su ex mujer.

Lo peor del caso es que este tipo tiene tres niñas con la mujer del riñón. Y que podría ocurrir que, si a esa mujer se lo quitaran, las niñas se quedaran sin madre. Lo cual no solo parece algo que no se la haya pasado por alto al doctor Batista, sino que, muy al contrario, me atrevería a decir que es la penúltima intención del pérfido cirujano. Quizás tan solo quiere quitársela de en medio...

Si me pidieran solución al conflicto, me gustaría que la mujer hallase un mejor donante, y que Richard recuperara su órgano. Igual en el reencuentro, él vuelve a encontrar el amor con su órgano extirpado, aunque valga un riñón. Y a lo mejor con una solución así se da cuenta de lo mezquina de su petición.
Además, bien mirado, para ella tampoco tiene que ser muy agradable saberse deudora de semejante ser. Y está claro que, en parte al menos, eso de juntos para siempre en su caso es una maldición...

Lo que está claro es que uno nunca acaba de sorprenderse de las cosas que acaban en las noticias. A veces por intrascendentes, y a veces porque nos descubre nuevas facetas de la condición humana que ni siquiera sospechábamos. O esas viejas que conocemos y no nos gustan...

6 comentarios:

Cyllan dijo...

Jolines que cosas. No había visto esta noticia, por llamarla de alguna manera. Hay que ver que tontos podemos llegar a ser los humanos eh? Increíble pero cierto.
Oye tengo pendiente alguna peli que comentas y El Intercambio si la he visto y me gustó mucho ;)
Saluditos.

Samsa dijo...

ufff, bueno, no me parece extraño del todo, lo que me intriga es el motivo de la separación porque claramente no es una ruptura amistosa y si encima de donarle un riñon van y no te quieren...manda huevos!!

Ayshane dijo...

¡¡¡VAYA HOMBRE!!! jajajajaaja

¿Nos devolverán el corazón aquellos que lo roban por un amor infructuoso?

No lo creo desde luego...

besitos grandotes...

Alberto dijo...

Yo, si fuera el juez, le metería una buena condena al tipo por semejante reclamación. Ahora, por capullo, al talego a que te abran el...

Dieguillo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Dieguillo dijo...

yo no se lo daría otra vez, si yo fuera ella lo frio y me lo como delante de el!!! es bromaaa!!XD